Esmalte | Revista .925 Artes y Diseño

Revista de la Facultad de Artes y Diseño plantel Taxco

Tag archive

Esmalte

Artes del Fuego en México. Esbozos en femenino del fuego transformador en arte

CUT cartel artes del fuego

Por Dolores Buenrostro Rojas.–

Desde el 2010 hasta el 2020 se ha trabajado con materiales como la cerámica y el vidrio dentro de la Licenciatura en Artes Visuales, en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Autónoma de Querétaro. En este periodo se ha incrementado el interés por estos materiales desde las vertientes de lo académico y la investigación, lo que ha posibilitado diálogos interdisciplinarios. Esto condujo hacia una investigación científica, a través del Centro de Estudios Cerámicos y Vítreos (CECVI), fundando en el año 2017 por sus precursores el Mtro. Rafael O. Silva Mora y quien escribe el presente documento. En el CECVI se ha experimentado e investigado a partir del trabajo en el uso de las tecnologías por medio de la producción de objetos de arte, específicamente en su primera fase y posteriormente mediante producción industrial artesanal para llevar a dicho Centro hacia una proyección sostenible, facilitando así la vinculación con otras áreas de conocimiento.

Las Artes del Fuego, a decir de Grassi (2016) “son concebidas como una modalidad de las artes plásticas, con sus materiales y técnicas particulares y transitan diversos campos disciplinares (cerámica, vidrio, esmaltes sobre metal y mosaico) que han consolidado su uso en la contemporaneidad.” (p.9)[1].

Gracias al incesante trabajo de proyección de la cerámica y el vidrio como parte de las prácticas artísticas contemporáneas universitarias, se retoma el concepto de las Artes del Fuego y así, en la reestructuración del plan de estudios en el 2017 de la Licenciatura en Artes Visuales, se incluyeron a las Artes del Fuego como línea de formación, única en su tipo a nivel nacional dentro de una universidad autónoma. De la misma manera se proyectó la visión de que, dentro del primer Congreso Internacional de Artes Plásticas: “Una mirada al Arte Contemporáneo” realizado en noviembre del 2018, en la Facultad de Bellas Artes, promovido desde el CECVI, se diera lugar a la conferencia magistral “La escultura en vidrio, Técnicas contemporáneas” a cargo de la artista del vidrio Ana Thiel y, posterior a ésta, la mesa de diálogo “Artes del Fuego en México”. Para representar a la cerámica se contó con la presencia de la maestra Elsa Naveda, artista ceramista internacional, quien también participó dentro del Congreso impartiendo el Taller de engobe y monococción. Para representar al vidrio a la artista internacional, Ana Thiel. Para los esmaltes al fuego sobre metal, al Mtro. José Manuel Sarabia, quien también impartió un taller dentro del Congreso; así mismo a la Dra. Mar Marcos Carretero, esmaltadora, historiadora y docente investigadora de tiempo completo de la Facultad de Bellas Artes; a la Mtra. Dolores Buenrostro, quien escribe este documento, artista visual especializada en las Artes del Fuego, docente e investigadora y moderadora de esta mesa de diálogo. El interés primordial: propiciar el reconocimiento de las Artes del Fuego y de materiales como la cerámica y el vidrio dentro del alumnado, así como el de su potencial estético y plástico.

Participantes del Primer Congreso Internacional de Artes Plásticas: “Una mirada al Arte Contemporáneo” realizado en noviembre del 2018, en la Facultad de Bellas Artes, UAQ.
Participantes del Primer Congreso Internacional de Artes Plásticas: “Una mirada al Arte Contemporáneo” realizado en noviembre del 2018, en la Facultad de Bellas Artes, UAQ.

La presente recuperación surge de este incesante interés y trata de indagar en pequeños rastros con respecto hacia dónde se dirigen las denominadas Artes del Fuego principalmente en este primer acercamiento, en el centro del país con un matiz en femenino, esperando que sea un trabajo en proceso y evolutivo, en continuo progreso hacia otras artistas que recuperan estas prácticas artísticas milenarias y su aplicación en nuestro momento contemporáneo.

Cartel de "La escultura en vidrio. Técnicas contemporáneas".
Cartel de “La escultura en vidrio. Técnicas contemporáneas”.

El interés primordial de este texto, recuperado de entrevistas, está relacionado con los saberes desde cada una de las posturas que representan, como artista productora, como docente, como investigadora y alquimista. No sólo desde el concepto, también desde lo que posibilita una comunicación con el material, pasando por la fase del proceso creador y en donde se genera la necesidad de producir. De la misma forma, nos interesa saber desde sus particularidades, cuáles son las posibilidades de las Artes del Fuego en el arte contemporáneo, las formas del mercadeo de la obra y, sobre todo, visibilizar la importancia de las disciplinas que se trabajan dentro de una historia del arte donde sólo se cuenta la historia de la pintura y la escultura. Se habla del proceso creativo aunado al conocimiento y entendimiento del material en una concepción fenomenológica, desde la producción constante, el quehacer del artista y la alquimia convertida en ciencia, son requisitos para una producción artística donde convergen todas las instancias antes mencionadas, desde la mirada particular de cada una.

Elsa Naveda (Córdoba, Ver., 1955. Artista ceramista)

“Te voy a hablar de lo que ha sido mi experiencia, yo he hecho cerámica de una manera completamente artesanal y existen diferentes maneras de producción. Una puede ser en serie en moldes. En mi caso me fui en producción en serie que es en torno manual y siempre he hecho pequeñas cantidades, jarras, platos, ensaladeras y demás, siempre es lo que la gente conoce más y la gente lo usa, la gente lo compra, no ha sido fácil, no es cierto que es fácil, pero cuando a uno le gusta una cosa estás ahí y digamos que no es el mejor negocio del mundo, pero a mí hasta ahora no me ha faltado nada. Después incursioné un poco más en la escultura, la gente que te pide una escultura no te dice como tiene que ser, tal vez el tamaño y eso da libertad y uno puede vender también escultura. Poco a poco te empiezan a conocer, te invitan a exposiciones y se vende, conozco gente que vende sus esculturas mucho mejor y la verdad le va muy bien.

Cada quien va abriendo su propio camino. Pienso que la cerámica en general es una de las artes más nobles que existen pues abarca mucho, puede ser por la parte arquitectónica con la cerámica como baldosas, murales, fuentes, etc., que es la parte comercial, y también puedes hacer cosas en miniatura ya que hay gente que lo colecciona, puedes hacer en verdad lo que te gusta y vender. Yo hago lo que me gusta.

Pienso que el barro es maravilloso y es un medio de expresión, puede ser meramente utilitario, pero existen muchas cosas que a mí se me ocurren y que puedo hacer también desde lo artístico, pero me falta el tiempo o manos más bien”.

Obra de Elsa Naveda
Obra de Elsa Naveda

Ana Thiel (Ciudad de México, 1958. Artista del vidrio)

“Yo creo que la producción artística no importa qué tipo de material esté usando uno, es un proceso en donde cada artista encuentra la forma de crear su obra. Yo me sigo enfocando en la escultura, porque finalmente es lo que estoy creando. Pero finalmente lo que mencionas en tu texto se encuentra el arte conceptual, existe un arte más efímero y otras maneras de poder expresar el arte contemporáneo que no es necesariamente la escultura. Con la exposición ‘El sentido del hielo’ fue completamente una instalación, aunque sean figuras escultóricas, pero fue una ambientación. Para conjuntar a todo eso tienes que conocer el material, por ejemplo, el vidrio fundido tiene toda una tecnología detrás de él para que pueda uno llegar no sólo a fundirlo, sino también a recocerlo y enfriarlo con ciertas curvas particulares según el grosor de la pieza y la técnica con la que se trabajó.

Por parte de la alquimia el vidrio se trabajó como en las otras Artes del Fuego que también mencionas y también que nos unieron en el Congreso y lo que tiene el vidrio que no tienen los otros materiales, es que pasa de un estado líquido a un estado sólido, en una temperatura particular, el agua pasa a ser hielo en cero grados, el bronce se hace sólido de inmediato, el vidrio se va haciendo viscoso al bajar la temperatura y se hace más tenso, hasta el punto que el material ya no se mueve, pero la estructura molecular del vidrio sigue siendo la de un líquido y por eso le llaman el cuarto estado de la materia o un líquido súper frío, sigue teniendo características del líquido aunque ya físicamente sea como un sólido. Lo que me encanta del vidrio es que no es tan fácil definirlo, he leído libros sobre diferentes definiciones sobre qué es lo que realmente es un vidrio, pero para fines digamos de la escultura que yo trabajo personalmente es el vidrio a base de la arena sílice”.

Obra de Ana Thiel.
Obra de Ana Thiel.

Mar Marcos (Madrid, España, 1965. Artista, docente e investigadora de tiempo completo FBA, UAQ)

“El esmalte es una técnica muy rica porque conjuga muchos elementos, por un lado, el color, por otro lado, textura, el brillo, pero también tiene cuestión maravillosa que es la similitud con la acuarela. La técnica del esmalte te permite realizar muchísimas técnicas y elementos dentro del esmalte, lograr varias cosas. Por ejemplo, la transparencia a la que puedes llegar con el esmalte, al igual que los esmaltes traslucidos al mezclarlos con los opalinos, logra las calidades únicas del material.

Algo que me impresiona del esmalte es que los materiales siempre han hablado. Aunque yo haga un boceto llega un momento en que el esmalte me lleva, el material siempre me lleva. Esto es algo que siempre he dicho, que los artistas siempre tienen que dejar hablar a los materiales, conocerlos a profundidad. El esmalte al fuego me permite dejar que el material tenga esa libertad a la hora de crear, entonces me pongo delante de un esmalte y cuando estoy manipulando los materiales llega un momento en que controlo el material, pero me llega a pasar que el material me está controlando a mí, porque lo dejo hablar, me está llevando de cierta manera. El transporte que manejamos es el agua y nada más, entonces la forma en que disponemos los colores, el agua hace que también el material se mueva de cierta manera, me gusta jugar mucho con eso, que se vaya el material por donde él quiera. Otra de las cosas que también tenemos en la técnica es el fuego, el fuego nunca lo vamos a controlar, tenemos el conocimiento del fuego, si dejamos pasar de horno el material del tiempo se va a quemar, el fuego siempre me sorprende. Entonces eso es algo que a mí me parece maravilloso de esta técnica, que siempre existe algo que me sorprende, es una técnica que no solo está el proceso de crear del artista, sino también está el proceso de crear de los propios materiales, entonces siempre está una parte de sorpresa que está también esta parte de la alquimia, es una parte muy mágica de la técnica y por eso a mí me atrapó”.

Obra de Mar Marcos.
Obra de Mar Marcos.

Dolores Buenrostro (Querétaro, Qro., 1979. Artista, docente e Investigadora FBA, UAQ)

“Existen ciertas necesidades específicas en el artista, como un ser en constante búsqueda y no conformarse con la resultante, siempre en espera de la sublimación, inclusive pensar en terminar una pieza parece complicado pues se puede finalizar, pero esto no corresponde a la culminación de la misma. Así es como la experimentación arraigada al conocimiento científico continúa siendo una necesidad pulsativa en el artista, con el anhelo del conocimiento, porque si se pierde la experimentación se puede llegar a perder el interés, esto equiparado con las relaciones humanas a lo largo de nuestra vida.

En esta línea el trabajo experimental pudiera considerarse que el vidrio es impredecible, incluso hasta voluble cuando no lo conoces, que es lo que planteaba en cuanto a las relaciones humanas, mientras existan interrogantes habrá motivos que te lleven a querer permanecer y conocer. Para mí, el vidrio es como un ser al que vas descubriendo paulatinamente y si en algún momento procuras conocerlo y adentrarte en él al igual que lo hace la luz o llevarlo a una relación interpersonal, también conocerás cambios que te hacen revalorarlo nuevamente, intentar echar de ver más allá. Esta percepción particular es lo que me ha dado el trabajar con este material durante 17 años. En esto se contiene mi interés por el vidrio, porque finalmente es un reto, cada día es distinto, me confronta y me exige, si no existiera en el material la incógnita o la sorpresa del trato, no podría mantenerse latente el anhelo de la comprensión del mismo”. 

Obra de Dolores Buenrostro.
Obra de Dolores Buenrostro.

(Publicado el 4 de noviembre de 2020)

Referencias.

  • Beveridge, Philippa. (2010) El Vidrio. Técnicas del trabajo de horno. España. Parramón
  • Grassi, M. C., Tedeschi, A., Ciocchini, E. (2016) Poética del fuego. Estrategias de ideación y producción en las artes del fuego contemporáneas. Editorial de la Universidad de la Plata. Buenos Aires.
  • López, Tessy (2000). El mundo mágico del vidrio. México. FCE.

[1] Grassi, M. C., Tedeschi, A., Ciocchini, E. (2016) Poética del fuego. Estrategias de ideación y producción en las artes del fuego contemporáneas. Editorial de la Universidad de la Plata. Buenos Aires.

El esmalte industrial en las artes visuales

CUT esmalte-06

Por Alan Gómez Monjaraz.–

Dentro de las Artes Visuales, el esmalte industrial se ha convertido en un recurso de alta calidad y durabilidad, usado actualmente para realizar piezas artísticas y/o utilitarias. Puede ser trabajado en blanco y negro o en color mediante el uso de diversas técnicas y procesos para en el diseño y creación de piezas de fierro, cobre o peltre.

Los esmaltes a fuego comúnmente llamados esmaltes de joyería son compuestos vitrificables, cuyo principal componente es la sílice. Requieren ser sometidos a altas temperaturas mayores a los 750°C para lograr su fusión con el metal, cada color es determinado por el contenido de diferentes óxidos de metal. Son usados para la elaboración de joyería sobre cobre, plata e incluso oro, sus características son diferentes a los esmaltes industriales, estos esmaltes de joyería pueden ser aplicados sobre esmalte industrial en una segunda quema, siempre y cuando su punto de fusión sea mayor al del metal que se coloque como base.

Esmaltes de joyería. Imagen de archivo, © Alan Gómez, 2018.
Esmaltes de joyería. Imagen de archivo, © Alan Gómez, 2018.

El esmalte industrial es un material que es utilizado comúnmente en la industria para cubrir muebles de fierro[1], dicho material requiere una temperatura alta, superior a los 800ºC para fusionarse con el metal, para lo cual se utilizan hornos eléctricos, estos hornos suelen ser trifásicos[2]. En el laboratorio de esmaltado de la Facultad de Artes y Diseño plantel Taxco, usamos de igual modo sopletes a gas, dependiendo del tamaño de la pieza, comúnmente usamos este procedimiento en piezas de pequeño formato. En la industria el esmalte es aplicado por medio de compresoras o inmersión. En la FAD lo utilizamos como un soporte para la creación de piezas artísticas mediante la implementación de diferentes procesos.

En el año 1799 en Alemania se registra la primera patente de esmaltado sobre hierro, y en 1846 surgen las laminadoras para hacer chapas del mismo metal, lo cual permite que se pueda establecer el trabajo de esmaltado sobre fierro tal cual lo conocemos en la actualidad, con apenas unos pocos cambios tecnológicos –más en los procesos de producción que en los materiales que se utilizan.[3]

Pieza de lámina negra en proceso, laboratorio de esmaltes FAD Taxco. Imagen de archivo, © Alan Gómez, 2017.
Pieza de lámina negra en proceso, laboratorio de esmaltes FAD Taxco. Imagen de archivo, © Alan Gómez, 2017.
Pieza trabajada con soplete en proceso, laboratorio de esmaltes FAD Taxco. Imagen de archivo, © Alan Gómez, 2017.
Pieza trabajada con soplete en proceso, laboratorio de esmaltes FAD Taxco. Imagen de archivo, © Alan Gómez, 2017.

Las posibilidades de aplicación del esmalte industrial en las Artes Visuales van desde su uso como soporte de fotografías y dibujos, pasando por la creación de piezas de joyería o la elaboración de objetos utilitarios como platos, tazas, cajas, etc. De igual forma pueden intervenirse esculturas en pequeño formato y pueden realizarse murales de diferentes formatos conformados por secciones de metal esmaltado.

En septiembre del año 2012, se realizó la primera exposición colectiva incluyendo trabajos de un académico y dos alumnos de la Licenciatura de Artes Visuales del Plantel Taxco de la FAD, titulada Tres Enfoques del Caos Urbano. Las piezas presentadas fueron realizadas mediante arte objeto, intervenidas con esmaltes industriales y transferencias de fotografías con calcomanía cerámica, los alumnos participantes fueron Alejandro Quezada e Irving Olalde, ambos egresados de la Facultad.

Rubén Miguel Castillo Navarrete artista popular y diseñador mexicano, egresado de la Escuela de Artesanías del INBAL, usa el esmalte industrial como soporte para su obra y en algunas de sus piezas utiliza inclusiones de vidrío. Castillo Navarrete comúnmente realiza piezas con el tema de la lucha libre y comenta que como artista popular el color no puede faltar en su obra[4].

Pieza realizada sobre lámina negra. © Rubén Miguel Castillo, 2012.
Pieza realizada sobre lámina negra. © Rubén Miguel Castillo, 2012.

El esmalte industrial es un polvo muy fino el cual tiene que ser aplicado mediante su disolución en agua, logrando una mezcla espesa, dicha mezcla puede ser aplicada por dos métodos principales, de manera directa con el uso de una espátula o mediante aspersión. Se aplica sobre la pieza de hierro previamente lavada, liberándola de cualquier residuo de óxido. La temperatura de fusión del esmalte industrial es de aproximadamente 820°C[5]. Es importante dejar que el esmalte seque perfectamente antes de hornearlo, para evitar que éste se desprenda de la superficie. Una vez horneado se tornará de un color gris obscuro, muy cercano al negro brillante. Si no se consigue la temperatura indicada, el esmalte puede quedar con marcas muy similares a las grietas o estrías que se observan en la tierra cuando está deshidratada, lo que se puede usar como un efecto final en la pieza.

Alumnos en el laboratorio de esmaltado de la FAD Taxco. Imagen de archivo, © Alan Gómez, 2019.
Alumnos en el laboratorio de esmaltado de la FAD Taxco. Imagen de archivo, © Alan Gómez, 2019.

En el siguiente paso se coloca una capa uniforme de esmalte sobre cubierta blanco de segunda quema el cual requiere menor temperatura, si así se desea se puede intervenir este esmalte con una punta de metal o madera para realizar un dibujo en él, liberando el color negro del fondo. Para poder efectuar este paso el esmalte blanco necesariamente tendrá que estar perfectamente seco, o de igual forma se puede hornear y después pintar con esmaltes de sobre cubierta de colores, o hacer dibujos con lápices de grafito, opacando previamente el esmalte, lo cual permitirá que el grafito se adhiera en el horneado y la pieza recobrará su brillo.

Alumnos en el laboratorio de esmaltado de la FAD Taxco. Imagen de archivo, © Alan Gómez, 2019.
Alumnos en el laboratorio de esmaltado de la FAD Taxco. Imagen de archivo, © Alan Gómez, 2019.

Algunos artistas suelen utilizar el esmalte industrial como soporte para sus fotografías y dibujos mediante el uso de la técnica de calcomanía cerámica. Los resultados pueden variar de un soporte a otro, para lo cual se sugiere tener una bitácora de procesos, lo que permitirá controlar los procedimientos en futuros trabajos. Comúnmente el esmalte industrial se utiliza sobre fierro, es posible aplicarlo de igual forma sobre cobre, no es recomendable aplicarlo sobre aluminio, latón y algunas aleaciones de metal, ya que estos metales o aleaciones funden a menor temperatura que el esmalte y el resultado no sería satisfactorio.

El proceso o técnica conocido como calcomanía cerámica consiste en la impresión de una imagen sobre un papel tipo meta[6], la impresión deberá realizarse sobre la cara brillante, para posteriormente colocar una delgada capa de laca sobre la imagen, la cual permitirá desprender la tinta del papel, una vez realizado este proceso se coloca sobre una pieza esmaltada, ya sea de fierro o peltre para su posterior horneado. Este proceso puede realizarse con imágenes monocromáticas o policromáticas usando marcos que tradicionalmente se ocupan para serigrafía en la aplicación de tintas.

Peltre como soporte artístico

El peltre es un material compuesto de zinc y estaño y que es cubierto por esmalte para ser utilizado y no causar daño a la salud de quienes lo utilizan para consumo de alimentos o bebidas, ya que dicho metal contiene en la mayoría de los casos plomo. El peltre en las artes puede ser intervenido con dos procesos fundamentalmente, los cuales son:

Grafito, este proceso se realiza usando un lápiz de dibujo lo más suave posible, por ejemplo 9B y el esmalte que cubre el peltre tendrá que ser opacado mediante un proceso en el laboratorio utilizando bifloruro de amonio, se dibuja y se hornea con una quema no mayor a los 700°C para evitar que el grafito se queme demasiado y se pierda. Una vez horneada la pieza es conveniente no hornear de nuevo para conservar los trazos.

De igual forma se puede intervenir mediante el uso de la línea negra o fine line, que es un esmalte muy fino diluido en aceite, que se aplica con pincel, se puede detallar con una punta de madera o metálica una vez que éste se secó por completo y se hornea con una quema suave[7].

Pieza de peltre intervenida con grafito. Imagen de archivo. © Alan Gómez, 2016.
Pieza de peltre intervenida con grafito. Imagen de archivo. © Alan Gómez, 2016.
Pieza de peltre intervenida con grafito. Imagen de archivo. © Alan Gómez, 2016.
Pieza de peltre intervenida con grafito. Imagen de archivo. © Alan Gómez, 2016.
Pieza de peltre intervenida con línea negra. Imagen de archivo. © Alan Gómez, 2018.
Pieza de peltre intervenida con línea negra. Imagen de archivo. © Alan Gómez, 2018.

Artistas visuales que trabajan el esmalte industrial y el peltre en sus obras

Maritza Morillas

Artista visual que estudió en los talleres de esmaltado en la Academia de San Carlos de la Facultad de Artes y Diseño de la UNAM, con el maestro Alejandro Flores Horta, actualmente se dedica, además de la pintura, a la fabricación de piezas de peltre intervenidas, en muchos casos, con calcomanía cerámica y, en otros, con esmaltes de color y “Fiores[8] o cuentas de vidrio, las cuales se fusionan al peltre mediante su horneado a altas temperaturas.

Como artista visual, desarrolla su obra tanto en óleo como en esmalte. Seleccionada para formar parte de la primera colección El Milenio Visto por el Arte –34 artistas  forman parte de la Primera Colección de Arte de Grupo Milenio[9].

En cuanto al esmalte industrial, utiliza como soporte trastes de peltre (jarras, platos, azucareras, cucharas, etc.) con los que logra una interacción entre la obra artística y una pieza de uso cotidiano de forma tal que cada elemento preserve su esencia. Estas piezas de arte-objeto constituyen una parte muy original de su obra y sumamente colorida.

Tábano. Tazón 20 cm de diámetro. Esmalte sobre peltre. © Maritza Morillas, 2017.
Tábano. Tazón 20 cm de diámetro. Esmalte sobre peltre. © Maritza Morillas, 2017.

Jorge Alberto Arzate López

Académico de la Facultad de Artes y Diseño, actualmente imparte la asignatura de Esmaltado a Fuego en la Licenciatura de Artes Visuales. Estudió la Licenciatura en Docencia de las Artes en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda” y la especialidad de Esmalte sobre Metal en la Escuela de Artesanías, ambas del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL). Impartió clases en la Escuela de Artesanías y cursos de actualización en los Talleres de Reproducción de joyería del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). De 2007 a la fecha es profesor en la Facultad de Artes y Diseño de la UNAM (FAD).

En 2001 obtuvo el Premio al Fomento al desarrollo de la Educación Artística, otorgada por el INBAL. Cuenta con dos exposiciones individuales y varias exposiciones colectivas.

Durante su etapa como estudiante, tanto en la Escuela de Artesanías del INBAL, como en la Academia de San Carlos de la UNAM, pudo sintetizar el trabajo de esmaltado sobre fierro, el cual planteó a partir de entender cuál es el funcionamiento de los materiales con los que se trabajaba. Lo anterior permitió que se desarrollaran diversas piezas, aunado a un proceso de experimentación con la superficie de trabajo, la cual estaba elaborando a partir del tejido de tiras de hierro, lo que le valió para obtener el Premio al Fomento al Desarrollo de la Educación Artística 2001, en su modalidad de proyecto artístico, otorgado por el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, con el proyecto titulado “Vínculos ¿Imposibles?”.[10]

Y a la distancia. Esmalte sobre fierro. © Jorge Arzate, 2001.
Y a la distancia. Esmalte sobre fierro. © Jorge Arzate, 2001.

Alejandro Flores Horta

El maestro Alejandro Flores ha trabajado en la Academia de San Carlos por más de 15 años impartiendo la asignatura de esmaltado sobre metal, se especializa en el trabajo sobre fierro, comenta que en el año de 1976 llegó al taller de San Carlos y conoció a la maestra Ana Teresa Ordiales Fierro, quien fuera la fundadora del taller, fue alumno de la Licenciatura de Artes Visuales de la ENAP de 1975 a 1979, su obra es fundamentalmente abstracta.

Una tercera opción para trabajar el esmalte industrial

Otra de las opciones que surgieron en los procesos de investigación en laboratorio de esmaltado a fuego de la FAD en Taxco, fue la aplicación de esmalte industrial sobre cobre, el cual al momento de encontrarse perfectamente seco se retira de algunas partes previamente seleccionadas con una herramienta, para liberar el cobre de base, posteriormente se hornea, se limpian las áreas libres de esmaltes para retirar todo el óxido y se aplica esmalte de joyería transparente. Se puede incluso generar texturas mediante el uso de una punta de diamante, tallando las partes de cobre liberadas de óxido. 

(Publicado el 4 de noviembre de 2020) 

Referencias

  • Arzate, J. (2020). Sistematización de la enseñanza del esmaltado sobre fierro, para el desarrollo de proyectos artísticos. México. Escuela Nacional de Pintura Escultura y Grabado “La Esmeralda”, INBAL.
  • Vielhaber, L., Beltrán, J. (2002). Tecnología de los esmaltes, Barcelona, Editorial Reverté.

[1] Tradicionalmente para fabricar muebles de cocina o gabinetes de fierro.

[2] Los hornos trifásicos cuentan comúnmente con un pirómetro que ayuda a controlar la temperatura.

[3] Vielhaber, L., Beltrán, J. (2002). Tecnología de los esmaltes, Barcelona, Editorial Reverté, pp. 4-6

[4] Véase el documental Esmaltado a fuego en Voz de los Creadores.

[5] Es oportuno aclarar que es fundamental conseguir esa temperatura para lograr una superficie uniforme y brillante, conocida comúnmente como base negra.

[6] El papel meta esta diseñado especialmente para la impresión de calcomanías y tiene dos caras, una brillante y otra opaca.

[7] El esmalte fine line soporta pocas quemas, por lo tanto, habrá que ser cuidadoso en su aplicación.

[8] Pequeñas cuentas de vidrio comúnmente fabricadas en Murano, Italia muy similares a una a flor.

[9] https://www.milenio.com/cultura/milenio-arte

[10] Arzate, J. (2020). Sistematización de la enseñanza del esmaltado sobre fierro, para el desarrollo de proyectos artísticos. Escuela Nacional de Pintura Escultura y Grabado “La Esmeralda”, INBAL. México, capitulo II, pp 1.

Esmaltado sobre metal, por segunda ocasión presente en el Taller Infantil de Artes Plásticas FAD Taxco 2017

CUT_esmaltes

Por Alan Gómez Monjaraz.

Desde hace siete años se lleva a cabo el Taller Infantil de Artes Plásticas en el plantel Taxco de la Facultad de Artes y Diseño de la UNAM. Por segunda vez consecutiva los niños del Taller Infantil trabajaron el esmaltado.

Como antecedentes considero importante mencionar que en la década de los noventa, para ser precisos del año 1995 al 2000, el Profesor Mario Rodríguez Díaz[1], impartió talleres mensuales de artes para niños en el Centro de Extensión Taxco de la ENAP, ocupando el mismo espacio que hoy en día habita el taller de esmaltes de la FAD Taxco y que lo ha venido haciendo desde el año 2001.

Por otro lado, cuando la Escuela en Taxco era un Centro de extensión de la entonces Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM, se impartían talleres de educación continua para niños por parte de la profesora Esperanza Rivera Bahena[2]. Las clases eran impartidas en un pequeño salón ubicado en la parte inferior del edificio donde se encuentra hoy en día la Coordinación del plantel. Espacio conocido hasta la fecha como el “taller infantil” y que actualmente es utilizado como bodega y taller de mantenimiento. Lugar que por algún tiempo también fuera ocupado por el profesor Rodríguez. La profesora Rivera Bahena atendía un promedio de ocho alumnos, quienes aprendían principalmente técnicas de pintura y escultura.

El Taller Infantil de Artes Plásticas, fue fundado el 21 de mayo de 1983 y coordinado desde aquel entonces por la maestra Evencia Madrid Montes. Se ha caracterizado por el desarrollo de obras dentro de las diferentes disciplinas de las artes, procurando estimular en los niños la imaginación y creatividad, además de fortalecer su convivencia con la sociedad y el entorno que los rodea.

© Jonathan Morales Ocampo, 2017
© Jonathan Morales Ocampo, 2017

Con alumnos prestadores de servicio social, previamente capacitados por maestros con técnicas avanzadas para su labor, en el TIAP se manejan métodos que ayudan a reavivar la fantasía de los chicos utilizando técnicas como: reciclado de papel, introducción al modelado, lápices de cera, batik, falso vitral, introducción al grabado y, en las más recientes ediciones, esmaltado a fuego sobre metal. La conservación de oficios tradicionales en una sociedad gobernada por el consumo, la preservación de valores y significados, han sido algunas de las tareas que considera el Taller Infantil de Artes Plásticas, fundado por la Universidad Nacional Autónoma de México en la Escuela Nacional de Artes Plásticas.

La primera vez que fueron vistos procesos de esmaltado sobre metal en el TIAP Taxco, fue posible gracias a la idea y gestión del alumno Irving Olalde Ocampo[3], egresado de la primera generación de la licenciatura en Artes Visuales (2012-2015) de este plantel. En dicha ocasión únicamente participaron los niños pertenecientes al grupo con mayor edad de entre 9 y 13 años, trabajando con piezas de lámina negra esmaltadas con esmalte industrial y sobrecubierta de esmalte para vidrio.

© Jonathan Morales Ocampo, 2017
© Jonathan Morales Ocampo, 2017

Este año a petición de la maestra Mayra Uribe Eguiluz, coordinadora de las Licenciaturas de la FAD, Plantel Taxco, los tres grupos de las diferentes edades pudieron conocer los procesos y trabajar con los materiales. Cada grupo trabajó durante una sesión de cuatro horas. Previo al trabajo con los niños los asesores fueron capacitados durante una semana en el taller, para conocer las diferentes técnicas del esmaltado. De igual forma tuvieron que preparar las piezas que los niños esmaltarían. Si bien, el proceso de horneado y quema con soplete de las piezas fue realizado por los asesores para evitar poner en riesgo a los niños, a ellos se les explicó claramente el proceso y en algunos casos pudieron observarlo.

Los alumnos de las licenciaturas de Arte y Diseño y Artes Visuales capacitados en el taller de esmaltado para fungir como asesores del TIAP fueron: Pilar Roalandini Jenner, Alison Meza López, Juan González Pérez, Gustavo Tovar Vilchis, Jonathan Morales Ocampo y Yair Ramírez Cerezo[4].

El 29 de julio del 2017 se montó una exposición en el Museo de Arte Virreinal de la ciudad de Taxco de Alarcón, donde fueron mostradas las piezas elaboradas por los niños, y que tuvo una duración de un mes. Algunos de ellos portaron durante la inauguración, un dije de cobre esmaltado por ellos mismos en el taller.

© Jonathan Morales Ocampo, 2017
© Jonathan Morales Ocampo, 2017

Al concluir la ceremonia de clausura de la exposición el día 28 de agosto, la Maestra Evencia Madrid expresó estar muy satisfecha con los resultados obtenidos en la reciente edición en cuanto al trabajo de esmaltado sobre metal se refiere. De igual forma planteó la posibilidad de que en el TIAP de la FAD Xochimilco se replique el trabajo de esmaltado a fuego sobre metal, en las futuras ediciones. Así como dar continuidad dentro del plantel Taxco al uso de esmaltes en el TIAP, actualmente coordinado por la Maestra Cristabel Esquivel García[5]. ¶

(Publicado el 16 de noviembre de 2017) 

Referencias

  • Entrevista realizada al Profesor Mario Rodríguez Díaz, quien fuera profesor del Taller infantil del Centro de Extensión Taxco de la ENAP. 3 de Octubre del 2017.
  • Entrevista realizada a la Contadora María Teresa Jaimes, Delegada Administrativa de la FAD Taxco. 1 de octubre del 2017.
  • Entrevistas realizada a la Maestra Evencia Madrid Montes Coordinadora del TIAP. 26 de Agosto del 2017.
  • Entrevista realizada a la Maestra Cristabel Esquivel García. 4 de octubre del 2017.
  • http://blogs.fad.unam.mx/academicos/evencia_madrid/?page_id=35

[1] El Profesor Rodríguez Díaz atendió el taller infantil, donde los niños aprendían, dibujo, literatura y creación de cuentos, en la época en que fueron coordinadores del plantel los maestros Arturo Miranda, René Contreras y Manuel Santoveña, los trabajos realizados por los niños fueron expuestos en su momento, en el Museo de Arte Virreinal y el Centro Cultural Taxco Casa Borda.

[2] La Profesora Bahena impartió el taller infantil únicamente tres años del 2001 al 2005.

[3] Irving Olalde Ocampo ha sido uno de los alumnos más comprometidos con el trabajo del esmaltado a fuego sobre metal; participó en la primera exposición realizada por alumnos de licenciatura, titulada “Tres enfoques del Caos Urbano” que se presentó en 2012, en el Museo Virreinal Casa Humboldt de Taxco de Alarcón, Gro., en abril y posteriormente en la Casa de la Ciencia de la UAEM, en Cuernavaca, Mor., en mayo.

[4] Algunos de ellos pudieron cubrir su servicio social con las actividades realizadas durante la capacitación y la impartición de los talleres.

[5] La maestra Cristabel Esquivel es Coordinadora del TIAP Taxco a partir del 2017

.980 Margot de Taxco. Pionera del esmaltado a fuego

CUT Margot 01 cyan

Por Alan Gómez Monjaraz.

Para muchos, Margot Van Voorhies fue una gran aportación en un momento importante de la platería Taxqueña, con sus diseños de joyería esmaltada y en muchos casos sin esmaltar. Habrá quienes piensen lo contrario y este artículo no está enfocado a idealizar ni convencer a nadie, simplemente es una aportación para dar a conocer a los lectores lo realizado por esta artista y algunos artesanos quienes colaboraron con ella.Margot 03 cyanVan Voorhies –originaria de New Orleans, LA., E.U.A.– llegó desde San Francisco a Taxco en la época de los años 40, se casó con Antonio Castillo. Por lo que pudimos recabar, haciendo un trabajo de investigación documental, Margot dio empleo a centenares de ciudadanos de Taxco, y hoy en día aún se siguen reproduciendo sus diseños, y cabe señalar que en muchos casos, sin permiso alguno. La mayoría de sus troqueles y diseños ya nos son utilizados, pero continúan en colecciones privadas.

Todo comenzó en 1937, cuando Margot y un grupo de amigos realizaron un viaje a México y Margot decidió no regresar con ellos a San Francisco, de donde habían partido. Margot rentó un lugar en la Ciudad de México en la calle del Chopo 139, y encontró empleo en un negocio de fotografía cuyo dueño era un fotógrafo alemán.

En el año de 1947 Margot fundó su taller en Taxco. Un par de años después del establecimiento del taller de platería “Margot de Taxco”. Un vendedor de una compañía americana productora de esmaltes arribó a Taxco, y afortunadamente, Margot tuvo la oportunidad de conocerlo. Ella quedó cautivada por ese material y de sus posibles aplicaciones sobre la plata. Como pintora, la idea de que ella pudiera trabajar con plata y color fue un reto provocador. Margot sabía que necesitaba un artesano con una mente imaginativa y brillante para formular la técnica y los protocolos de trabajo para la nueva producción. En 1949, ella y Miguel Meléndez buscaron a Sigfrido “Sigi” Pineda y lo animaron para unirse a su taller, “Margot de Taxco”.

Uno de sus trabajadores, el señor Jaime Quiróz, nos comentó lo maravillosa que podía ser Margot. Entre sus anécdotas, refirió el día en que Margot pidió que detuvieran el auto donde viajaban para poder dibujar una flor que había visto en el camino de la cual surgieron nuevos diseños. Jaime Quiroz fungía como vendedor de piso en aquel entonces, pero además, se encargaba de las ventas fuera de Taxco. Margot siempre regresaba de sus viajes con nuevas ideas. Ambos viajaron juntos al estado de Yucatán donde visitaron los sitios arqueológicos mayas de Chichen Itzá y Uxmal, y en el camino visitaron La Venta, el sitio Olmeca en Veracruz. Margot hizo infinidad de diseños de lo que encontró en este viaje.

Jaime Quiroz menciona que Margot siempre viajaba con una lupa, y que miraba la naturaleza tan cerca como un artista lo hace, entonces encontraba interesantes ideas para expresar forma y color en su joyería.

El maestro Melesio Rodríguez también trabajó con ella, originalmente le pidió trabajo de velador a los dieciséis años, fue, y con el tiempo se convirtió en el jefe de producción del taller. Melesio y su hijo –también llamado Melesio–, hoy en día continúan elaborando la famosa serpiente articulada esmaltada, diseño original de Margot, con el que obtuvieron el Galardón Nacional1 en el año 1954, la pieza original fue elaborada junto con “Sigi” Pineda.Margot 02 cyanCuando Don Melesio Rodríguez entró a trabajar con Margot era uno de los doscientos trabajadores con que contaban los dos talleres existentes. Inicialmente Melesio fue puesto bajo la guía del maestro Manuel Hernández en joyería de plata ya que era aún muy joven.

La serpiente esmaltada de Margot continúa siendo admirada y coleccionada. De acuerdo con su libro de instrucción, ahora en la Colección Spratling en The Latin American Library, Tulane University2. La serpiente esmaltada fue hecha de la cabeza a la cola, con veinticinco piezas adicionales al cuerpo.

De la Producción

La primera parte de la producción consistía en el troquelado o fundido a presión de la base de plata para el esmaltado. La plata utilizada para el esmaltado solía ser .980, es decir, 980 partes de plata por 20 de cobre, esto permitía que el metal fuera más suave y fácil de manipular con la prensa. “Sigi” Pineda supervisaba el siguiente paso, el más importante, el esmaltado de la base de plata, ninguna otra fábrica de plata había contratado mujeres para trabajar. “Sigi” decidió contratarlas ya que el esmaltado requería concentración y movimientos delicados de la mano.

María Elena Flores fue la primera artesana y Velarmina Palacios fue la maestra en la sección de esmaltado. En los últimos años, Vicenta Rodríguez fue maestra de esmaltado. Las artesanas aplicaban el esmalte de acuerdo a los diseños e instrucciones de Margot. El esmalte era aplicado con pinceles. Después de que las piezas eran pintadas y el esmalte se había secado, las mujeres podían introducir las piezas en uno de los dos hornos a una temperatura entre 750 y 900°C. Las esmaltistas solían usar además otra técnica, colocaban las piezas en una rejilla de metal y las calentaban por debajo con un soplete de gas. Una vez que el metal alcanzaba una temperatura suficiente el esmalte se fundía y se unía a la superficie.Margot 01 cyanEl espíritu de la experimentación prevaleció en Taxco durante ese periodo. Margot descubrió una “fórmula secreta” para el proceso de esmaltado: para los esmaltes policromados, Margot tenía que usar los granos más grandes de esmalte que mantienen su color después de la quema.

Según Melesio Rodríguez; el reto, al principio, fue establecer la profundidad apropiada del esmalte. Cuando el troquel3 era prensado en una lámina delgada de plata, se creaba una base de plata con lados o bordes elevados a la altura adecuada que coincidía con los contornos del dibujo diseñado. La función de las paredes se planteó para mantener en su lugar un color específico, separándolo de los diferentes colores contiguos. Los diferentes colores no podían ser pintados sobre la plata uno junto al otro, ya que se fundían al mismo tiempo cuando la pieza se calentaba. La altura de las paredes levantadas, entonces se convirtió en el primer desafío a la maestría y la técnica del esmaltador de plata. En su mayor parte, las líneas talladas en el troquel eran de entre 1 y 2 milímetros de profundidad, situación que traducida a crestas daba la altura de la misma dimensión, los troqueles en ese momento eran fabricados por Arturo Osorio.

Ciertamente no todos sus diseños tenían como componente principal el esmaltado a fuego, pero fue una de las más importantes creadoras de piezas esmaltadas a fuego de la época, diseñando piezas que más tarde serían fabricadas con la técnica de champ leve o grabado, para lo cual utilizaban troqueles, si bien su fuerte eran los trabajos esmaltados, miles de piezas sin esmaltar fueron vendidas con la marca de Margot de Taxco.

De los últimos días

Margot murió el 26 de julio de 1985, tras 34 años de labor en Taxco, diseñando piezas de joyería, hasta 1972 cuando cerró su fábrica. Muchos de los troqueles de los diseños de Margot fueron comprados por Manuel Quinto, Melesio Rodríguez y Benjamín Santarriaga. Durante los últimos años, Melesio Rodríguez ha comprado los troqueles donde los encuentra y tiene acumulada una gran colección que ronda entre las 700 piezas. Él, sus hijos y sus nietos han producido reproducciones de los diseños de Margot con la marca de la familia. Jaime Quiroz también trabajó el esmaltado años después de la muerte de Margot, marcó sus piezas de joyería con la denominación “Alba” en homenaje al nombre de su hija mayor.

(Publicado el 4 de mayo de 2015)

Fuentes de consulta:

  • Morril. P. C. (2010) Margot Van Voorhies, The Art of Mexican Enamelwork Schieffer Publishing Ltd. Atglen, PA.
  • Entrevistas realizadas a los artesanos: Jaime Quiroz, Sigifredo “Sigi” Pineda y Melesio Rodríguez en Taxco de Alarcón, 2014 y 2015.

1. Galardón Nacional fue un premio otorgado en esa época, en un concurso llamado Día de la Plata, y en donde el Juez del concurso era Guillermo Spratling.

2. The Latin American Library, Tulane University (New Orleans, LA) fundada en 1924 es una de las colecciones latinoamericanas más distinguidas del mundo.

3. También llamado matriz está destinado a cortar, puncionar o dar forma a placas metálicas utilizando una prensa manual o hidráulica.

Esmaltado a fuego

CUT Esmalte 6759 01 BN

Por Alan Gómez Monjaraz.

El esmalte es un material vitrificable que, para que pueda adherirse a la superficie que lo soportará (dependiendo de su tipo) requiere de temperaturas que van desde los 750°C hasta los 1000°C. Para ello es necesario hacer uso de un horno, aunque en algunos casos se utiliza, también, el soplete. Tal razón determinará la calidad del brillo del esmalte.

El esmalte a fuego es un arte que tiene sus orígenes, alrededor de 1400 A.C.; principalmente en Persia, Egipto, y sobre todo en China. Posteriormente se dio en Japón y en la india. Alcanza su auge en el imperio Bizantino, durante los siglos X y XI. Luego se esparce por Europa, donde sobresalen los trabajos realizados en Alemania y, a partir de siglo XII, en Francia, de donde adquieren su nombre la mayoría de las técnicas que se utilizan hoy en día, por ejemplo la de plique a jour o la de champlevé.

De la fabricación del esmalte

Para la elaboración del esmalte se requiere combinar, en un crisol precalentado, ciertos materiales (tales como sílice, carbonato de sodio y nitrato de potasio) que se mezclan de acuerdo con cada fórmula que se tiene contemplada para los diferentes tipos de esmalte. Cambiando las proporciones de los minerales en la fórmula cambiarán las propiedades del esmalte (su punto de reblandecimiento, el punto de fusión y el coeficiente de expansión) Se pueden añadir pigmentos cerámicos al vidrio para controlar el color, por ejemplo, cobalto, verde cromo, cadmio. (Aunque muchos artistas a menudo dicen que son “óxidos” los que se combinan con el vidrio para crear color, algunos de los pigmentos orgánicos contienen oxígeno, en el óxido de cobalto por ejemplo, no tiene nada que ver con la producción del color.) Todos estos procesos requieren de limpieza, para no contaminar los esmaltes, así como el uso adecuado de equipo de protección.

De los tipos de esmalte existen:

  • Esmaltes para Joyería
    Dependiendo de la composición del vidrio, el esmalte puede ser claro, transparente, opaco, u opalescente. Los colores opacos bloquean completamente lo que hay debajo de ellos. Estos se aplican tanto a una superficie del metal como a otras capas de esmalte. El esmalte opalescente no es completamente claro. Su apariencia lechosa es similar a la de una piedra preciosa como el ópalo. El esmalte transparente puede ser completamente transparente o tener algún color.
  • Esmaltes industriales
    Son esmaltes que comúnmente se utilizan para recubrir muebles o equipos metálicos para evitar su oxidación, pero que recientemente han sido utilizados en el arte como un medio de expresión y son comúnmente soportados sobre fierro y acero.
Esmalte 6759 01 BN
El esmalte a fuego es un arte que tiene sus orígenes, alrededor de 1400 A.C.; principalmente en Persia, Egipto, y sobre todo en China.

De los metales a esmaltar

Puede aplicarse esmalte sobre metales diferentes, pero el más utilizado es el cobre, son usados, también, la plata, el oro y aleaciones de oro, hierro y acero. Cuando se calienta y se enfría, metal y esmalte se expanden y contraen. Si el coeficiente de expansión del esmalte no es inferior al del metal, el esmalte puede agrietarse o separarse del metal en forma de escamas. El punto de fusión del metal debe ser siempre mayor que la temperatura de cocción del esmalte, o el metal se derretirá cuando se funda el vidrio. Algunas aleaciones de metales contienen zinc, lo cual puede provocar errores o manchas en las piezas. El cobre es el metal más popular para usar el esmalte porque es barato, maleable, puede fácilmente ser cortado y formado y responde bien a un amplio rango de esmaltes. El cobre es excelente cuando se utilizan colores opacos. La plata fina es una buena opción para el esmaltado porque el color blanco del metal es brillante y reflectante, cuando es visto a través de esmaltes transparentes (el metal es 99.5% puro por tal razón su superficie no se recubrirá de óxido y su limpieza y pulido serán aún más fáciles).

Fuentes de Consulta:

  • Juaristi Sagarzazu V. (1933) Esmaltes: con especial mención de los españoles. Editorial Labor, Barcelona.
  • Darty L. (2006) The Art of Enameling: Techniques, Projects, Inspiration. Lark Books, New York.

(Publicado el 30 de septiembre de 2014)

ir al inicio