Febrero 2021

Dr. José de Santiago Silva, Profesor Emérito de la FAD

Es un modo de entender
o aproximarse al prodigio
con el paisaje en los ojos
y en el alma un calofrío
con la palabra en volandas
o el corazón en añicos
aprendiendo a transformar
lo sobrehumano en sencillo
nadie podrá despojarnos
ni los sueños impedirnos
ni quitarnos lo bailado
ni matarnos lo vivido
ni convertirnos en otro
ni usarnos como testigo
Mario Benedetti, “Arte Poética”

El pasado 8 de diciembre de 2020 el Honorable Consejo Universitario de la UNAM designó como Profesor Emérito en Artes, al Doctor José de Santiago Silva[1]. Cuarta designación de este elevadísimo reconocimiento universitario a nuestra comunidad en sus 240 años de existencia. Ruego al lector advertir la valía de tal distinción, de alta relevancia en vista de que, en tan elongado periodo –casi un cuarto de milenio de existencia de la Academia de San Carlos, nuestra antecesora directa–, sólo notorias personalidades la han ostentado.

José de Santiago es recipiendario de importantes premios, tales como el Primer Premio en el “Salón Anual de la Escuela Nacional de Artes Plásticas” (1963), el “Premio Universidad Nacional 2011” y la “Medalla Carlos III” de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Politécnica de Valencia, entre muchos otros.
José de Santiago es recipiendario de importantes premios, tales como el Primer Premio en el “Salón Anual de la Escuela Nacional de Artes Plásticas” (1963), el “Premio Universidad Nacional 2011” y la “Medalla Carlos III” de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Politécnica de Valencia, entre muchos otros.

El nombramiento recibido es congruente y pleno de justicia a la vida de un creador, un artista, pero ante todo de un universitario que ha consumado –y consumido– su vida en pos del apostolado de la docencia y del rigor en la investigación de la más encomiable de las manifestaciones artísticas: aquella surgida en el aula y forjada en el crisol de la Universidad Pública.

José de Santiago ingresó a la ENAP en 1961 donde se formó en la disciplina de pintura. Estudió la Maestría en Artes Visuales y Comunicación y Diseño Gráfico en la misma sede (1996). Fue admitido en el programa de doctorado en Bellas Artes de la Universidad Politécnica de Valencia, en 2000, lugar en el que también llevó a cabo una estancia posdoctoral.
José de Santiago ingresó a la ENAP en 1961 donde se formó en la disciplina de pintura. Estudió la Maestría en Artes Visuales y Comunicación y Diseño Gráfico en la misma sede (1996). Fue admitido en el programa de doctorado en Bellas Artes de la Universidad Politécnica de Valencia, en 2000, lugar en el que también llevó a cabo una estancia posdoctoral.

Hablar del Dr. de Santiago es hablar también de la historia reciente de la Facultad de Artes y Diseño[2] (FAD), o deberíamos decir de la Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP) y su evolución hacia la más joven de las Facultades de la UNAM. El fue el iniciador y visionario de muchos de los cambios que a la postre decantarían en la maduración de los programas académicos, del diálogo abierto de la tecnología en la educación de las artes y los diseños o de la profesionalización de las artes en la UNAM, pues su esfuerzo no solo se vio cristalizado en la FAD, sino que de forma igualmente sólida germinó en las disciplinas escénicas, histriónicas y teatrales –aportes incuestionable en el Centro Universitario de Teatro[3] (CUT)–, así como en las artes encargadas del discurso y la poética emanada del registro del celuloide, es decir las artes cinematográficas que se impartían en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) y consolidaron en la creación de la Escuela Nacional de Artes Cinematográficas[4] (ENAC).

Coordinador de Difusión Cultural[5], eterno preocupado por la historia y la preservación de los bienes patrimoniales, hombre brindado en la formación de artistas y universitarios, polímata apasionado de temas elevados de la teología y la historia del arte, pero también de los más hedonistas pretextos del vino, la mesa o la mujer… De Santiago es un espíritu renacentista, un distinguido Director[6] de nuestra comunidad y un mentor y ejemplo en lo particular. Diseminador del compromiso y responsabilidad que significa ser un universitario y de entender que nuestro único propósito de vida es estar al servicio de la formación de las generaciones jóvenes y en la preservación de los valores y principios de nuestra Máxima Casa de Estudios.

Distinguido Doctor, Felicidades por este reconocimiento que no es una condecoración a lo ya vivido, sino que es un estímulo a su trabajo aún vigente y vigoroso. El emeritazgo es la evocación a que siempre sepa, que en cada esfuerzo y empeño con el que ha cincelado a la Institución y a sus integrantes en una labor diaria, ha edificado efigies y catedrales.

Gracias querido Maestro.

Dr. Gerardo García Luna Martínez

Director de la FAD UNAM


[1] Jerez, Zacatecas (1942).

[2] http://www.fad.unam.mx/

[3] https://www.cut.unam.mx/

[4] http://www.enac.unam.mx/

[5] https://cultura.unam.mx/

[6] Fue designado por la H. Junta de Gobierno Director de la Escuela Nacional de Artes Plásticas por dos períodos sucesivos (1990-1994 y 1994-1998)