Mayo de 2019

A partir del desarrollo de las nuevas tecnologías aplicadas en la vida cotidiana actual, uno de los elementos de comunicación que se pierden por desuso en los jóvenes, es el conocimiento de sus propias capacidades sensitivas, éstas ahora, interactúan con un espejo psíquico ambiguo, es decir, esta incapacidad de comunicación directa convierte en muchas ocasiones a los seres modernos en individuos sin identidad definida y, por tanto, presentan problemas de sinsentido de su propia existencia. Por lo que sus deseos de plenitud son truncados por la incapacidad de interrelación con su propio universo interno o conocimiento de sí mismo y el de sus semejantes.


Frente a nuestra realidad actual la serie que aquí se presenta, busca propiciar, generar o promover un cuestionamiento sobre la realidad del cuerpo psíquico como depositario de la memoria ancestral, por ello los personajes incluidos en las instalaciones serán fachada significante de lo invisible del deseo truncado, y con ello, reapropiarse el diálogo de lo terrestre (exterioridad física y cotidiana) con la sutil estructura interna del pensamiento intuitivo.

Por ello, en estas instalaciones, cada construcción espacial busca utilizar objetos, espacios y personajes como mediadores de comunicación, serían los portadores de significado o conocimiento que permita al espectador el acceso simbólico al universo de su propio deseo, pues no se describirán hechos, sino sólo metáforas de una realidad paralela que se construye a sí misma mediante la vivencia sensitiva de su propia pulsión vital.

Por otro lado, la intención vivencial de cada instalación es que el espectador se inserte dentro de la obra, la cual viva como el actor que se mueve en el escenario de su propia existencia, desarrollando su propia realidad simulada, a partir de la metáfora de la luz (luz negra y pintura fluorescente) y la recreación de un refugio-espacio para la protección de su propia psique.

Rubén Maya Moreno


Es egresado de la Licenciatura en artes visuales en la ENAP, UNAM. Estudio la Maestría en Grabado por la Academia de San Carlos, UNAM y obtuvo el grado de Doctor en Bellas Artes con “Cum Laude” en la Universidad Complutense de Madrid, España.
Ha desarrollado su obra pictórica, gráfica y de instalación a través de temas que abordan la confrontación de la sombra psíquica de personajes y elementos simbólicos con un marcado carácter metafórico. Destaca el uso alegórico de la imagen para reconstruir historias desde la esencia arquetípica del cuerpo representado. Su obra in situ crea atmósferas sonoras con cantos intencionados utilizados a manera de complemento en cada proyecto.
Ha realizado 90 exposiciones individuales y más de 230 exposiciones colectivas, además obtiene 8 premios nacionales y 4 internacionales así como numerosas preseas, becas y residencias artísticas entre las que destacan: Primer lugar en la VI y IX Bienal Nacional Diego Rivera (1992 y 2001) y en la VI Bienal interamericana de Grafika (2006). Primer lugar también en la Bienal Nacional de Grafica 1989, así como en el X Encuentro Nacional de Arte Joven 1990 y en I Bienal Nacional J.C. Orozco 1991. Recibió becas del FONCA-CONACULTA para residencias artísticas en Colombia (2011) y Canadá (2005). En 2005 obtuvo la Beca Jóvenes Creadores del FONCA. Primer lugar en "The Latin Inovation Award" Pintura, Unilever-Added Value, Londres, Inglaterra. y 2001 Premio especial XVII Edición del Premio Firenze, sección gráfica, Florencia, Italia.