Niveles de co-creación entre diseñadores y artesanos: Cooperación, mutualismo y co-evolución | Revista .925 Artes y Diseño
Menu

Revista de la Facultad de Artes y Diseño plantel Taxco

CUT-Oaxifornia

Niveles de co-creación entre diseñadores y artesanos: Cooperación, mutualismo y co-evolución

Por Heidy Gabriela Herrera Romo.–

Introducción

Actualmente los artesanos que se integran a las colaboraciones mercantiles en la generación de objetos, se auto-perciben únicamente como mano de obra o maquiladores al servicio del diseño. Sin embargo, es posible crear una relación artesano-diseñador con más reciprocidad: El artesano como el poseedor de conocimientos ancestrales –quien ayudará a ver en el pasado la posibilidad para crear escenarios más sostenibles– y el diseñador quien aportará soluciones hacia un futuro innovador.

El presente texto se centra en metaforizar la relación artesano-diseñador, retomando los conceptos biológicos llamados cooperación, mutualismo y coevolución, para tomarlos como fuente de inspiración desde el campo del diseño.

El concepto artesano[1], está ligado con identidad[2], localidad[3] y sostenibilidad[4]. Bajo este último concepto, el diseño ha procurado retornar a las raíces creativas-imaginativas a través de la relación que pueda entablar con el artesano. Los diseñadores voltean su mirada a los procesos y conocimientos ancestrales para recuperarlos en un contexto contemporáneo con el interés de generar proyectos apegados a la tradición, con un propósito de rescate e innovación cultural[5].

Al igual que muchas especies en los ecosistemas vivos, el artesano es un organismo con resiliencia y capacidad para adaptarse a las condiciones adversas que le amenacen con peligro de extinción; son organismos que proveen a toda la red, de intelecto y creatividad imaginativa que les permiten transformar materias primas naturales o sintéticas en objetos llamados artesanías, los cuales reflejan la identidad cultural propia, la naturaleza, su espiritualidad y tradiciones.

Diagrama de elaboración propia. Se muestra el nivel de profundidad de los niveles de cooperación, mutualismo y coevolución entre artesano y diseñador.
Diagrama de elaboración propia. Se muestra el nivel de profundidad de los niveles de cooperación, mutualismo y coevolución entre artesano y diseñador.

Cooperación del artesano y el diseñador

En términos de biología, el concepto de cooperación se define como la relación en la que se procura el trabajo conjunto para la protección de organismos de una misma especie o de especies diferentes, posibilitándolas para la supervivencia. Cooperación es contrario a competencia. Para el diseño, la relación entre el artesano y el diseñador, la cooperación se da al compartir un mismo objetivo: crear valor para ambos manteniendo una asociación productiva y de apoyo mutuo.

Como ejemplo de esta relación, se encuentra el proyecto académico Oax-i-fornia, originado por Raúl Cabra, en 2015. Este proyecto consta de programas de residencia para convivir con diferentes artesanos de la localidad. Uno de sus objetivos es trabajar la artesanía con perspectivas más contemporáneas sin afectar la esencia cultural del artesano. Entre los propósitos de este proyecto está el desarrollo de productos que puedan abrir puertas a nuevos mercados de consumo con objetos híbridos adaptados a la estética contemporánea. En un ejercicio de aprendizaje entre artesanos y diseñadores se busca que la experiencia sea equitativa de ambas partes, un dar y recibir conocimiento.

Oax-i-fornia es un proyecto originado por Raúl Cabra, en 2015
Oax-i-fornia es un proyecto originado por Raúl Cabra, en 2015.

El siguiente nivel de co-creación es el mutualismo. Para la naturaleza todos somos uno, integrados en estructura sistémica, de bucles cerrados colaborando dentro de una complejidad interconectada[6]. Estas interacciones suceden cuando las especies crean un intercambio de beneficios y lo hacen de manera que el intercambio es equitativo. Por ejemplo, en la relación que mantienen diferentes tipos de hongos alrededor de la base de los árboles tejiendo redes comunicantes subterráneas llamadas micelios, quienes actúan sobre las raíces del árbol para que éstas puedan absorber y sintetizar minerales y humedad. Como intercambio, el árbol alimenta a los hongos, hay un beneficio común.[7]

De la misma forma que para la biología existe el mutualismo, los diseñadores y artesanos pueden contribuir al fomento del rescate de las tradiciones de los pueblos originarios. Un diseñador mutualista debe ser receptivo al intercambio de conocimientos provenientes del artesano, crear una colaboración ética, tener respeto por los orígenes y las tradiciones para actuar de una manera participativa, no invasiva, co-creando juntos para desarrollar productos innovadores, profundos y sostenibles.

El caso de estudio de la Fabrica Social, es el ejemplo idóneo de una empresa social mexicana que trabaja con 150 artesanas del textil de diferentes estados de la República Mexicana. Sus productos muestran la cultura material que definen parte de la identidad cultural de las comunidades indígenas hechas por mujeres que poseen habilidades y conocimientos heredados, a través de las abuelas, a las hijas y nietas. Las prendas resultantes expresan el conocimiento de la identidad comunitaria.

El principio de mutualismo en este proyecto se basa en el respeto por la identidad creativa de las artesanas; las diseñadoras colaboran proporcionándoles herramientas empresariales, así como métodos desde el diseño. En Fábrica social, las diseñadoras aprenden sobre el respeto que deben guardar a las dinámicas de las mujeres artesanas, a sus espacios y a sus posibilidades creativas. Se procura entender el contexto y las dinámicas de la localidad, pues viven a otros ritmos en su producción pues la artesanía para las mujeres es una actividad terapéutica y emocional. Al crear, sus manos se conectan con su pensamiento y con su corazón.

Por tanto, el mutualismo nos habla de la importancia de compenetrarnos con el artesano para tener la oportunidad de que se dé el intercambio de conocimientos a un nivel más profundo que le permitan al artesano tener una apreciación del potencial para la transformación de la artesanía tradicional al incorporar a un diseñador en sus procesos productivos para en el futuro crear productos con un lenguaje tradicional sustentados en las prácticas del diseño.

El último nivel de co-creación es la coevolución. Para la biología este concepto habla de cómo especies interconectadas deben evolucionar conjuntamente. Estos organismos deben procurar la reciprocidad para desarrollar nuevos mecanismos que les permitan un cambio evolutivo y su adaptación a las nuevas condiciones del ecosistema.

Ahora en el contexto del diseño, para que la relación del artesano con el diseñador sea una metáfora con la naturaleza, la coevolución entre estas dos especies debe partir de la cooperación, la reciprocidad, el mutualismo para construir una relación más productiva y transformadora, llevándola a un nivel de coevolución. En la actualidad el diseñador padece una situación de falta de reconocimiento a su disciplina, similar a la que vive el artesano. Es por ello por lo que la reciprocidad entre estos dos agentes del ecosistema creativo necesita de un proceso colaborativo profundo y a largo plazo que mejoren la percepción de sus aportaciones a la sociedad.

Un ejemplo claro es el de las Artesanías de Colombia. Es una plataforma que dota a los artesanos de herramientas empresariales y crea relaciones con otros actores del sistema económico del país, con la finalidad de que la artesanía se convierta en una industria competitiva e innovadora.

En esta organización se crean proyectos de diseño participativo en un programa llamado Laboratorios de innovación y diseño en el cual se brinda a los artesanos y diseñadores una metodología que diagnostica diferentes necesidades para generar estrategias de capacitación adecuadas a cada caso. Al artesano se le brinda empoderamiento para desarrollar un emprendimiento autónomo preservando sus conocimientos ancestrales, como parte de la expresión y el patrimonio cultural.

Por tanto, la co-creación, trata de involucrar a los dos anteriores –cooperación y mutualismo– propiciando el rescate del conocimiento ancestral de los artesanos, creando estrategias de beneficio mutuo en la revalorización del oficio artesanal y del diseño desarrollando proyectos sociales, en los que la innovación, la estrategia y la articulación empresarial permitan un desarrollo sostenible en lo ambiental, en lo social y en lo económico.

A continuación, se ilustra los conceptos con mayor claridad:

Tabla comparativa de los conceptos biológicos cooperación, mutualismo y coevolución en relación con la biología (relación con seres vivos) y el diseño (relación artesano y diseñador).
Tabla comparativa de los conceptos biológicos cooperación, mutualismo y coevolución en relación con la biología (relación con seres vivos) y el diseño (relación artesano y diseñador).

Conclusiones

El comparar los posibles niveles de colaboración que se tienen entre el artesano y el diseñador, ayudó a identificar la necesidad de continuar fortaleciendo el acercamiento entre estos dos agentes tan importantes en la red que conforma el ecosistema creativo. De igual forma, a través de los casos de estudio se pudo visualizar la importancia de la reciprocidad en el intercambio de recursos culturales e intelectuales entre artesanos y diseñadores. 

[Publicado el 5 de mayo de 2022]
[.925 Artes y Diseño, Año 9, edición 34]

Referencias

  • Cabra, R. (25 de agosto de 2020). Oax-i-fornia. Curso Diseño y Artesanía Franz Mayer. México.
  • Capra, F. (1999). La trama de la vida. New York: Anagrama.
  • Lozada, D. I. (2004). La artesanía de México. historia, mutación y adaptación de un concepto. México: Colegio de Michoacán.
  • Badii, M., & Rodriguez, H. (2013). Coevolución y Mutualismo: Nociones Conceptuales. Daena: International Journal of Good Conscience, 23-31.
  • Bollie, D. (2016). The City as a Platform.
  • Espiau, G. (2017). La innovación social de Mondragón. blog.
  • Martínez Osorio, P. A. (2020). Diseño y artesanado: una mirada contemporánea. Proyecto arquitectónico y urbano. Bogotá, Colombia: Revista de Arquitectura.
  • Martínez, A. M. (26 de febrero de 2021). Tiempos de cambios: La innovación como respuesta a entornos de incertidumbre en las industrias tradicionales. Seminario internacional 2021 Innovación en la artesanía. Lima, Perú.
  • Mendoza, I. (25 de febrero de 2021). La colaboración artesano y diseñador. (H. Hererra, Entrevistador)
  • Molano, O. L. (2007). Identidad cultural un concepto que evoluciona. Opera, 69-84.
  • Shnek, C., & Massarini, B. (8 de marzo de 2021). Curtis Biología. Obtenido de http://www.curtisbiologia.com/glossary/term/249
  • Tolla, D. D. (25 de febrero de 2021). Coloquio innovación y artesanía. artesanía 4.0. Lima, Perú.

[1] El artesano es un actor importante dentro de las industrias creativas. Se caracteriza por formar parte de grupos étnicos que crear objetos con técnicas y materiales tradicionales; son considerados productores de bienes culturales materiales, pues con ellos reflejan una ideología y son parte de la identidad nacional.
[2] El concepto de identidad cultural es el que se trata de integrar a este trabajo y se comprende desde lo social. En un contexto definido en un tiempo y espacio, reúne los rasgos culturales, valores y creencias que se van determinando por el comportamiento de los individuos y la influencia que reciben del exterior para transformarse continuamente. Véase: Molano, O. L. (2007). Identidad cultural un concepto que evoluciona. Opera, 69-84.
[3] La localidad es un concepto contrario a la globalización. Su importancia radica en la promoción de rasgos únicos que hacen diferente a una comunidad. Poseen sus propios mecanismos de producción y consumo dentro de una estructura socio-cultural-ambiental.
[4] Para fines de este documento, el concepto de sostenibilidad se entiende como la relación equilibrada entre la conservación de los valores culturales de la localidad y la preservación del entorno medioambiental.
[5] Martínez Osorio, P. A. (2020). Diseño y artesanado: una mirada contemporánea. Proyecto arquitectónico y urbano. Bogotá, Colombia: Revista de Arquitectura.
[6] Capra, F. (1999). La trama de la vida. New York: Anagrama.
[7] Badii, M., & Rodriguez, H. (2013). Coevolución y Mutualismo: Nociones Conceptuales. Daena: International Journal of Good Conscience, 23-31

Estudiante del Doctorado en Investigación Aplicada a Proyectos, en la Universidad Anáhuac México. Egresada de la Escuela de Diseño de Bellas Artes, Maestría en Creatividad para el Diseño mención honorífica. Consultora de proyectos de Food Design Thinking, Biomímesis, Innovación social entre artesanos y diseñadores. Sus proyectos han sido ganadores en la 10ª Bienal de diseño de la Secretaría de Cultura INBA y finalistas en la 8a Bienal de Diseño INBA así como en la Bienal Iberoamericana de Diseño, en Madrid España. Ha publicado artículos en Encuentro de Food Design Brasil.

ir al inicio